Entradas populares

martes, 10 de mayo de 2016

Atequiza de Los Basauri

Atequiza de Los Basauri
.
El nombre, completo del dueño de Atequiza era Jose Ignacio Basauri Cid de Escobar, esta aseveración se puede revisar en linea en la pagina de genealogía Geneanet. 0 En esta misma página encontramos más detallada la ascendencia y descendencia de don Nacho. Dice que nació en Guadalajara, Jalisco. Pero se ignora el año de su nacimiento. Pero, por la fecha de matrimonio de sus padres 1756, el nacimiento debió ser una fecha posterior a el. La fecha de su muerte es alrededor de 1804 así lo apunta el hisrotiador Van Yung (p.153) 00, pero Hernandez Diaz la ubica entre 1800 y 1804. 000
.
Hijo legítimo de Tomás Basauri y Magdalena Cid de Escobar, estuvo casado con María Ana Villasón. En 1784 figuraba como propietario de la hacienda de Atequiza, misma que vendieron sus herederos a Pedro Juan de Olasagarre en 1819. En 1790 fue miembro de la Junta de Abasto; en 1792 formó parte del Ayuntamiento de Guadalajara; y, en 1794 fue electo alcalde ordinario de primer voto. Propietario de la hacienda de Miraflores (Tepatitlán), la cual fue vendida después de su muerte a Juan María Lomelí en 29 100 pesos. 1
.
“‘La Huerta’, de Atequiza, perteneció a los Bassauris [sic]. Los Castañedas poseyeron, hacia el este ‘Las Margaritas’, ‘Milpillas’ y ‘Cerro Gordo’. En Jocotepec se asentaban los Villaseñor ”2 todas estas y muchas más, eran familias tapatías “Así, a lo largo de un radio delineado entre Guadalajara y La Barca, el trigo era el principal producto. Demarcada por una línea secante procedente del río Santiago hasta más allá de Chapala, aparecía una zona cubierta de maíz, trigo y frijol […] las haciendas del centro operaban también mediante una economía mixta de cultivos y criaderos de ganado” 3
.
“En 1791 Atequiza producía junto con Mazatepec, Cedros, Miraflores [la de Tepatitlán], El Cabezón, Huejotitán, Cuisillos y otras el 44% del trigo y harina en la región aledaña a Guadalajara decayendo en 1818 a un 36 %” 4
.
No se sabe quien estaba en la hacienda al recibir a Don Miguel Hidalgo el 24 de noviembre de 1810 en Atequiza. Lo cierto es que Alvarez Cantón el ya había muerto para entonces.
.
Posiblemente Alvarez Cantón comenzara construir el templo de cantera que ha permanecido hasta nuestros días.
.
.
Sus abuelos paternos 0000
.
En la obra titulada Una Nueva Visión de Nueva España, escrita por Victor Manuel Basauri Ramírez, en su edición de 2015 editada por Palibro, en Bloomintong, se nos hace una reseña de quien fue Gregorio Basauri Asuola. Aquí cabe mencionar que el autor de esta obra es descendiente de Don Ignacio Basauri, que dice son diez generaciones que desembocan con sus dos hijos.
.
Llegó a Nueva España a inicios del siglo XVIII, era comerciante, originario de La Villa de Oñate, Guipuzcoa, y se avecinó en la ciudad de Guanajuato. Sus negocio los realizó en Jalisco o Nueva Galicia, con otros vascos, en lo que hoy es Nayarit y también en la ciudad de México. Amaso una considerable fortuna gracias a emparentarse con otra adinerada familia, casó en segundo matrimonio con Nicolasa Elizondo y Diaz en 1708, ella bautizada en León, el 27 de febrero de 1687. Procrearon tres hijos entre ellos a Tomás Basauri nacido en lo que hoy es Ciudad Doblado, Gto. y que era la población mas cercana a la Hacienda de Frías, que Don Gregorio compró a la familia de su esposa en 1728, en 52 000 pesos oro, la cual surtía de harina a las minas de Guanajuato y Zacatecas.
.
.
Sus Padres
.
Tomás Basauri Elizondo bautizado en San Pedro Piedragorda, hoy Ciudad Manuel Doblado, Guanajuato el 5 de enero de 1711, muerto entre 1780 y 1781 según Van Yung (2006 p. 151) Basauri Ramírez (2015) dice que otra fuente ubica su nacimiento en 1720.
.
María Magdalena Margarita Cid de Escobar Tello de Lomas nacida en 1741. El historiador Van Yung (2006 p. 151) nos dice que se casaron en 1756, siendo el segundo matrimonio de don Tomás. y que doña María era una criolla de Aguascalientes. Muerta, según Hernandez Diaz en 1813.
.
Hernández Diaz, citando a su vez a Olveda, menciona que el primer matrimonio de Tomás Basauri fue con María Magdalena Yriarte, quien era hija de don Manuel Francisco Iriarte, notario y administrador de la aduana a quien don Tomás pagó una dote de 4000 pesos. Ella falleció en 1749. Año que inició a construir el templo de Aranzazu gracias a los sentimientos religiosos heredados del país vasco, ingresando a la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País en 1776, como lo apunta Basauri Ramirez.
.
En la página 151 de su obra, el historiador Van Yung nos menciona que el papá de don Ignacio, don Tomas Basauri fue desde mediados del siglo XVIII, uno de los principales mayoristas de una gran variedad de mercancía en la ciudad de Guadalajara. teniendo una fortuna estimada de 100,000 pesos por esas fechas. Por otro lado Basauri Ramirez (2015) dice que don Tomás heredó la habilidad empresarial de su padre y amplió el negocio a Valladolid (hoy Morelia).
.
Hernandez Diaz, meciona a los primeros socios de don Tomás, también vascos, Agustín de Arzubialde y Joseph de Fox, y en 1756 fundó una nueva compañía mercantil con José de Sarobe, en estas sociedad el era el miembro mayoritario. 1773 Basauri acrecentó considerablemente sus bienes. En esa fecha murió el hijo unigénito de su primer matrimonio —José Tomás Mauricio— y recibió la herencia que Manuel Francisco Iriarte, el abuelo materno, tenía destinada para su nieto. El legado de Iriarte ascendía a 63 007 pesos.
.
.
Hermanos y cuñados respectivamente
.
José Francisco Javier Basauri Cid de Escobar nacido en 1766
.
María Josefa Basauri Cid de Escobar nacida en 1770 casada el 12 de febrero de 1786 en Guadalajara, Jalisco, México, con José María Ignacio Manuel Vicente Joaquín González de Castañeda Medina. Finada en 1809 según Hernandez Diaz.
.
"Del otro hijo, Joseph Xavier, no hay noticias, por lo que es probable que hubiera muerto"menciona Hernandez Díaz (2006)
.
,
José Joaquín Basauri, Hermano y descendencia del mismo.
.
José Joaquín Basauri Cid de Escobar casado el 18 de Octubre de 1789 en el Sagrario Guadalajara, Jalisco, México, con María Seraphina Marín del Valle Dávalos
.
En el libro de Van Yung, más adelante (p. 132) aparece el hermano de don Nacho Basauri, Jose Joaquin Basauri, haciendo un préstamo con intereses altos a otro terrateniente de la ciudad de México, Ignacio de Estrada, quien fue excluido de la familia a la muerte de su suegro Bernardo Porres Barranda, de un préstamo de 25,000 pesos (que en ese tiempo era literalmente una fortuna) Estrada tendría que pagar a Joaquin Basauri 30,000.
.
A cerca de don Joaquín Basauri, su descendiente Basauri Ramirez (2015) apunta que tuvo un hijo llamado Rafael, quien las fuentes documentales dicen que fue oficial del ejercito moreliano de Agustín de Iturbide. Casó en 1822 con Guadalupe de Hijar en El Sagrario de Guadalajara, donde bautizo a su hijo Carlos Basauri Hijar en 1828, hombre poco afecto al campo el cual finalmente hipoteca y cede la famosa Hacienda de Frías en 1883, año en que mudan de residencia a León, con su esposa Amada Quevedo y ahí se dedicó a la política como Jefe Político (alcalde) distinguido por el apoyo a damnificados por inundación de 1888. sus hijos: Carolina, Miguel de Jesus, Cecilio Manuel (bisabuelo del autor, medico de profesión), Joaquin, Rafael, Luis Francisco Enrique y María Guadalupe Basauri Quevedo. Cecilo Manuel engendró a Fernando, y con su segunda esposa tuvo a el etnólogo Carlos Basauri Oliva (abuelo del autor) y al también médico Manuel Basauri Oliva. Carlos, debido a su relación con la Secretaría de Educación Pública escribió libros sobre la población indígena de México, monografías, apuntes antropológicos y etnograficos, sobre lingüística y situaciones sociales entre 1929 y 1943.
.
.
Su esposa
.
Se casó el 6 de enero de 1782, antes de adquirir Atequiza al parecer en el Sagrario en Guadalajara, Jalisco, México, con María Ana Villazón Álvarez-Cantón nacida en 1763 y muerta en 1794. Notese que estaba emparentada con el anterior dueño de Atequiza don Pedro Alvarez Cantón, el cual era su abuelo materno.
.
.
Si medio hermano
.
José Tomás Basauri Yriarte n. 1749 - m. 1773. Del primer matrimonio de don Tomás con María Magdalena Yriarte.
.
.
Sus Hijos:
.
Joseph María Ygnacio Basauri Villazón nacido en 1783
.
María Ana Basauri Villazón nacida en 1784
.
Joseph Francisco Basauri Villazón nacido en 1785
.
Joseph Mariano Basauri Villazón nacido en 1789 (ya siendo dueño de Atequiza)
.
Joseph Manuel María Basauri Villazón nacido en 1790 (ya siendo dueño de Atequiza)
.
María Josepha Manuela Basauri Villazón nacida en 1791 (ya siendo dueño de Atequiza)
.
El historiador Van Yung (p. 156) mencióna a Jose Rodrigo, y dice que se ordenó sacerdote. También apunta ahí mismo que Jose Ignacio Basauri tuvo en total ocho hijos.
.
.
Mas Sobre Atequiza y Los Basauri
.
En la obra antes mencionada, no traducida al español, pero de autor reconocido, investigador estadounidense actual profesor de historia en la Universidad de California en San Diego, especializado en historia agraria colonial de México, Eric Van Yung, nos dice sobre don Ignacio Basauri que nada menos que la dichosa Junta de Abasto de la que leyeron al principio se componía de grandes terratenientes y hacendados que con el título de "Regidores Perpetuos" de la ciudad (p. 54), un título que grandes cantidades de políticos de nuestros días quisieran, hacían a su antojo el y otros hacendados miembros de esa junta como Fernandez Barrena e Ignacio Villaseñor, la muy usurera postura de fijar los precios de los productos del mercado desde luego a su conveniencia monopólica, entre otras cosas del trigo, ese cereal que tanto producía Atequiza, y que tanto los Basauri de Atequiza y Miraflores de Tepatitlan, Los Cañedo de El Cabezón, Rafael María Villaseñor de Cedros (nuestro vecino) y otra lista de personas que se aprovechaban muy bien del poder a sus anchas (p. 72)
.
.
Las herencias de Tomás y José Ignacio
.
Van Yung (p. 152) dice que a su hermano Joaquin le dejó la hacienda de Frías cerca de León y a Ignacio le deja una herencia que se calculaba en 135,000 pesos. Habla también que la mamá de los Basauri vivió un matriarcado los años posteriores, vendiendo en 25,000 pesos dos de las hacienda que quedaban de la fortuna de don Tomás, la de Izcuintla y la de La Higuera en 1802.
.
Para 1815 José María Castañeda, el viudo de María Josefa Basauri (finada en 1809), y sus hijos se declararon en quiebra y acusaron a José Joaquín Basauri (su cuñado y tio) de retrasar la repartición de la herencia materna. Hacia el primer cuarto del siglo XIX, la cuarta generación de los Basauri no fue capaz de incrementar lo que había quedado del patrimonio de sus antepasados (Hernandez Diaz)
.
Hernandez Diaz menciona a José Ignacio y su familia como quienes se hicieron responsables de los gastos de la capilla de Aránzazu después de la muerte de María Magdalena Cid de Escobar en 1813. Si Jose Ignacio Basauri Cid murió entre 1800 y 1804, este referido "José Ignacio" debe deberse a Joseph María Ygnacio Basauri Villazón, su primogenito. Consta en libros de carta-cuenta del convento de San Francisco, entre 1812 y 1815, que les fue imposible solventar sus deberes como cofrades: José Joaquín (hermano de Ignacio padre) debía las misas celebradas para sus difuntas esposa y madre, las funciones titulares en honor a la Virgen de Aránzazu, las misas que se cantaban el día 8 de cada mes de julio, los oficios de sermones, los novenarios, las procesiones, aniversarios, oficios y tres años de capellanía, todo lo cual sumaba 1 554 pesos.
.
.
Compra de más y más haciendas
.
En la década de 1790, Ignacio Basauri compró mas haciendas, esto fue posible a que fue vendiendo pequeñas propiedades y su adquisición mas notables después de la de Atequiza fue Miraflores en Tepatitlán que también estaba en bancarrota, perteneciente a Cuquio por entonces. Compró también Los Curieles o Santa Clara en Colimilla Matatlan, La Huerta perteneciente a Poncitlan y vecina de Atequiza (Huerta Vieja?)
.
.
Fue Monje y tuvo problemas con el rey
.
Respecto a la vida religiosa de Ignacio Basauri, el historiador Van Yung (p. 153) nos dice que en 1794, cuando muere su esposa , el tomó los hábitos, una practica común en viudos con hijos grandes.
.
Ese año se calculo el valor de sus bienes y ascendió a 324,968 pesos, una barbaridad para ese tiempo. Atequiza estaba valuada para entonces en 162, 456 pesos, Miraflores en Tepatitlan en 35,579. La Huerta en 10,702. La Casa de Basauri en Guadalajara, dice el autor (pero no dice en donde se ubicaba exactamente, Jaime Olveda, citado por Hernandez Diaz dice que don Tomás Basauri compró su casa en el barrio de San Francisco, donde vivía su suegro) en 28,562 pesos. También 85,478 pesos era la suma total que sus deudores le debían, alguno de ellos heredados de su padre.
.
Como los tuvo el anterior dueño de Atequiza, Don Pedro Alvarez Cantón, Jose Ignacio Basauri, también tuvo problemas con el rey Carlos IV, pero ustedes se preguntarán ¿por que? por no pagar dinero a la corona por las limosnas que recibía, pero ¿como es esto posible? En dichos documentos que se transcriben en las paginas 251 y 252 del volumen 1 de La Nueva Galicia en el Ocaso del Imperio Español, editado por Rafael Diego Fernandez Sotello y Marina Mantilla Trolle en 2003, bajo el sello del Colegio de Michoacán y la Universidad de Guadalajara: Las ordenes mendicantes como los mercedarios, cuya sede estaba en el templo de La Merced en pleno centro de Guadalajara, debían pagar costas, impuesto en términos de nuestros días, y vaya que esta orden ya tenía dicho templo. Pero, porque don Ignacio Basauri estaba ahí con ellos, el tuvo que fungir un papel clave en la Orden de La Merced de Guadalajara ya que la ciudad demandó a don Ignacio Basauri por no pagar y esto fue resuelto por el Rey para que si pagaran, en el año de 1796.
.
.
Su muerte
.
Al final de sus dias, apunta el historiador Van Yung (p. 153) tambien disminuyó la opulencia que tuvo, deudas de rentas, intereses y capellanías. Y aunque Atequiza producía un ingreso anual grande, Basauri se vio corto de efectivo, por ejemplo, en 1795 con el fin de compensar un préstamo de 17.000 pesos al Seminario de San José de Guadalajara, tuvo que pedir prestada una suma igual de Jose Zarobe, agricultor socio menor el negocio de su padre, abriendo un hoyo para tapar otro. Vivió para ver a los hijos de sus hijos bien casados y murió casi al mismo tiempo que su madre, en torno a 1804. La Hacienda de Atequiza, "la pieza clave de la fortuna de Basauri" (en palabras de Van Yung), pasó a sus herederos menores después de su muerte en 1804, y fue comprada en 1819 por un comerciante de Panamá, Pedro de Olazagarre.
.
.
Los Basauri y el templo de Nuestra Señora de Aranzazu en Guadalajara
.
Como ya se dijo don Tomás Basauri, padre del que fuera dueño de Atequiza apoyó la construcción de la capilla de Nuestra Señora de Aranzazú que en aquel entonces formaba parte del convento franciscano de Guadalajara. Según Hernández Díaz, son los únicos tres retablos dorados barrocos que se conservan en toda la ciudad de Guadalajara, distinguidos por su elevada calidad artística. Los retablos de la capilla de Aránzazu de Guadalajara, destacan en pocas palabras por que fueron promovidos por una familia de origen vasco: Los Basauri, de ahí el protagonismo de la virgen de Aranzazú y otras figuras religiosas de la región vascongada en España, cuyo culto a dicha virgen fue mayor en esta parte en toda la época colonial.
.
Según Hernández Díaz en la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco en una Real Cédula de Aprobación de la Cofradía de Aránzazu de Guadalajara, manuscrito 32 (5), f. 22v. que se encontró recientemente dice que "En 1749 fray Pedro Íñigo Vallejo promovió la edificación de la capilla de Nuestra Señora de Aránzazu en Guadalajara; la continuó y culminó en 1752 fray Tadeo de Vizcarra. Se construyó a expensas de Tomás Basauri, un rico hacendado y comerciante cuyo origen vasco determinó la dedicación del templo". Las ganancias que le proporcionaba su hacienda de San Nicolas de Frías y una herencia su hermana fallecida hicieron posible la iniciativa de construir el templo, lo dice Jaime Olveda citado por la autora. Se comenzó a construir en 1749, año de la muerte de la primera esposa de don Tomás, y concluyó en 1752. En los documentos de la fundación de la cofradía propia de la capilla en 1774, se denota a todas luces que la construcción y ornamentación del templo se debieron a Tomás Basauri. Cuando dicha cofradía fue aprobada, se acordó la fiesta principal el domingo infraoctavo de la natividad de la Virgen, se estipuló el oficio de misas en honor a Tomás Basauri después de su muerte y la ayuda que se ofrecería para el entierro en la capilla de los cofrades que fallecieran sin bienes suficientes.
.
Hoy en día "Los dos templos", como la gente le dice al templo de Aranzazu y al de San Francisco, mas que solo referentes, en el siglo XVIII su importancia para la sociedad era aun mayor, mas que por su valor artístico e histórico, así lo sigue narrando nuestra ya conocida autora: "La capilla de la Virgen de Aránzazu formó parte del desaparecido convento de San Francisco, el cual fue, después de la catedral, el espacio católico más importante de la Nueva Galicia" dicho convento fue la primera obra religiosa que comenzó a edificarse en Guadalajara y de la cual casi no podemos apreciar mas que dos de sus templos y la arqueria del patio central. Aún así la capilla de Aranzazú también perdió su total dimensión en el siglo XIX. "En el transcurso de más de dos siglos entre las puertas del convento y la cercana catedral se estableció la ruta más importante de las peregrinaciones devotas y de otros acontecimientos sociales" (Apud. Hernández Diaz) El convento se convirtió en un espacio con cuatro ingresos a los cuatro puntos y seis capillas, cada una para diferentes castas sociales: San Francisco para los frailes, la del Santo Sepulcro para indígenas, la de San Antonio de Padua para los mulatos, la del Dulce Nombre de Jesús para la Tercera Orden o San Roque integrada por vecinos españoles, la de Nuestra Señora de Aránzazu para el sacristán y su respectiva cofradía, por mencionar algunas. La demolición del convento a partir de 1860 no siguió ningún plan urbanización, nos aclara Hernández Díaz, siendo muy extraño que los retablos se salvaran, pues casi toda Guadalajara perdió el barroco para ceder al neoclásico.
.
¿Porque entonces se salvó el Aranzazu de su destrucción? Hernández Díaz dice que los Basauri del siglo XIX ya no poseían dinero como sus abuelos, pero la comunidad vascongada de Guadalajara, quien dominó el mercado neogallego al final de la colonia, no dejó perder el sentido de identidad, religiosisdad y comunidad que representaba este templo. A fines del siglo XVIII era venerada en Guadalajara la Virgen de Aranzazú, de la que Fray Antonio Alcalde era devoto. Su veneración comenzó en las inmediaciones del señorio de Vizcaya en 1469 con la aparición a un pastor Aranzazu significa "tu entre espinas" fue una virgen que unifico al pueblo vasco de aquel entonces.
.
Hernandez Diaz concluye muy bien "la familia Basauri desapareció por completo de la oligarquía de Guadalajara. Desde la segunda mitad del siglo XIX los religiosos franciscanos asumieron las funciones de la cofradía: la preparación de las ceremonias ofrecidas a la Virgen de Aránzazu, el mantenimiento del edificio y su abastecimiento"
.
FUENTES
__________
0 Geneanet (fundación) Jose Ignacio Basauri Cid de Escobar [internet] Sin Lugar Sin Luagar de Publicacion Editor Geneanet Sin Fecha de publicación Sin Fecha de revisión/actualización [consultado enero 2016] Disponibilidad y acceso http://gw.geneanet.org/sanchiz?lang=de&p=jose+ignacio&n=basauri+cid+de+escobar
00 Van Yung, Eric (2006) Hacienda and Market in Eighteenth-century Mexico: The Rural Economy of the Guadalajara Region, 1675-1820. Rowman & Littlefield Publishing Inc. p. 153
000 Hernández Diaz, Veronica. Los retablos de la capilla de Aránzazu de Guadalajara. Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas [en línea] Universidad Nacional Autónoma de México. Volumen XXVIII. Número 88. 2006. [consulta 15 febrero 2016] Disponibilidad y acceso (http://www.analesiie.unam.mx/…/anale…/article/view/2214/2755). ISSN 1870-3062
1 Jaime Olveda, La Oligarquía de Guadalajara, Consejo Nacional Para la Cultura y las Artes, México 1991, p. 406
2 José María Murià et al. Historia de Jalisco. Tomo I. Unidad Editorial Guadalajara, Guadalajara 1980, p. 131
3 Idem.
4 Ibídem, 304
0000 Basauri Ramirez, Victor Manuel (2015) Una Nueva Visión de Nueva España. Palibro. Bloomintong.
Jaime Olveda Legazpi, es citado al escribir sobre la Familia Basauri en el artículo de Hernández Diaz. bibliografía que se encuentra como notas del artículo.
La Nueva Galicia en el Ocaso del Imperio Español, editado por Rafael Diego Fernandez Sotello y Marina Mantilla Trolle en 2003, bajo el sello del Colegio de Michoacán y la Universidad de Guadalajara
.
.
Genealogía de Jose Ignacio Basauri, dueño de Atequiza.
.
Tomado de Geneanet (fundación) Jose Ignacio Basauri Cid de Escobar [internet] Sin Lugar Sin Luagar de Publicacion Editor Geneanet Sin Fecha de publicación Sin Fecha de revisión/actualización [consultado enero 2016] Disponibilidad y acceso http://gw.geneanet.org/sanchiz?lang=de&p=jose+ignacio&n=basauri+cid+de+escobar.