Entradas populares

jueves, 26 de mayo de 2016

Pancho Villa (o simpatizantes) matan a Joaquin Cuesta Gallardo

Pancho Villa (o simpatizantes) matan a Joaquín Cuesta Gallardo
.
Sobre el asesinato de Joaquín Cuesta Gallardo se dicen gran cantidad de versiones, he encontrado varias y de muy diversas procedencias, para mí, y esto es solo una opinión personal, la mejor es la de su prima hermana, Guadalupe Gallardo, por desgracia es la menos amarillista, dejo a ustedes las versiones:
.
Jaime Tamayo, menciona en sus investigaciones que en 1911 recién estallada la revuelta revolucionaria, “en el sur del estado, individuos armados que decíanse comisionados – hermano uno de ellos de oligarca ex—gobernador Manuel Cuesta Gallardo –, ‘para reclutar gente para fraguar una contrarrevolución’ ofrecían hasta cuatro pesos diarios a los ‘voluntarios’; en tanto que en otros lugares, menos abierta pero más eficazmente, los caciques se encargaban de nulificar las conquistas y acuerdos de los pueblos” 1 La pregunta es ¿Cuál de los hermanos de Manuel Cuesta Gallardo exhortó a tal intento desesperado por evitar la inminente revolución? No descartemos a don Joaquín de estos asuntos. Por su parte, las fuentes de La Palmita Jal. ‪#‎Maltaraña‬, relatan que “Corría el año de 1913 cuando llegaron las tropas revolucionarias a Jalisco, don Joaquín fue obligado a aportar dinero para la causa de los huertistas” 2
.
A fines de 1914, con la revolución mexicana en apogeo, Doroteo Arango, mejor conocido como Pancho Villa, entró triunfal a Guadalajara entre vivas a México, confeti y serpentinas; a pesar de que la gente, según Amado Aguirre, odiaba a los revolucionarios por antirreligiosos; y a que José Guadalupe Zuno repudiaba la actitud de Villa, además de que Thomas Brabson Davis lo calificaba de “monstruoso asesino”. Los alumnos de el Colegio de María Auxiliadora iban a la estación del ferrocarril a admirar a Los Dorados de Villa quienes los respetaban para informarse de las fortunas de sus padres, para luego robarlos y matarlos. 3
.
González Navarro recoge dos versiones de la muerte de Joaquín Cuesta Gallardo: 4
.
a) Amado Aguirre en sus memorias, escribe que Villa ordenó la apertura de los templos de Ocotlán, como apoyo a la libertad religiosa. Pero luego decayó la simpatía “cuando acosó a algunas señoritas, exigió un préstamo forzoso y asesinó a Joaquín Cuesta Gallardo, hermano de Manuel, acusado por el mayordomo de su hacienda Maltaraña de ser el mayor cacique de La Barca”.
.
b) El pintor y muralista chihuahuense David Alfaro Siqueiros, en sus memorias tituladas Me llamaban el Coronelazo, asegura “que cuando Villa estaba acompañado de hacendados en el balcón central de Palacio de gobierno de Guadalajara, ofreció que al triunfo de la Revolución los hacendados ya no explotarían, alguien gritó que sus acompañantes eran los más grandes latifundistas, y que Cuesta Gallardo [Joaquín] era el peor de todos. Villa enloquecido lo mató en el mismo balcón, ‘la multitud bramó de entusiasmo’; el cadáver permaneció el resto del día en ese lugar”
.
Estas dos versiones de González Navarro, concuerdan con la de La Palmita Jal. #Maltaraña (2015) quien apunta que “Villa pidió entrevistarse con los allegados al clero y burgueses por lo que de inmediato se le ofreció un banquete en palacio de gobierno en Guadalajara, en dicho lugar solicitó se le otorgara un préstamo de 1 millón de pesos para la causa revolucionaria. Al haber obtenido la cantidad monetaria Villa fue informado por un peón de la hacienda que “la bola” (tropa revolucionaria) y la gente humilde empezaba a dudar de él, en ese momento el campesino señaló a don Joaquín como uno de los hacendados más ricos del estado, inmediatamente Villa desenfundó su pistola y la descargó contra don Joaquín quien murió instantáneamente. Después del atroz crimen Villa lo mandó colgar en los balcones de palacio de gobierno para que fuese exhibido a la población a quien externó - Ahora sí, pa’ que no les quede duda, Villa está con los pobres- .” 5 Esta versión del banquete también la cuenta Del Castillo (2015) en donde dice que villa asesinó a mansalva a Joaquín en un banquete 6
.
Por su parte Guadalupe Gallardo, prima de los Cuesta Gallardo, en su libro de memorias titulado “El Umbral Ajeno” dice acerca de la muerte de Joaquín, que: 7
.
“[…] Joaquín había tenido anteriormente serios disgustos; pero la parte opuesta guardó y fomentó su rencor hasta que una hoja del calendario le recordó llevar delante su venganza. […] Así un día, sin que nadie presintiera la tragedia, se presentaron varios hombres armados y sacaron de su casa a Joaquín; su esposa apenas logró asomarse por uno de los balcones y ver que aquellos hombres armados, vestidos como se usaba al principio de la Revolución, eran soldados que aunque aún no había uniforme que los distinguiera, lo que se prestaba para cualquier desmán, pudo ver Toña [Moreno] que se llevaba a Joaquín por en medio de la calle, sin saber la causa por la que tomaron preso a su marido. Lo vio desaparecer a lo lejos, dejándola a ella y a todos sus vecinos temerosos y llenos de incertidumbre”
.
Pasan los días y no se sabe nada en Guadalajara del empresario tapatío, hasta que una ancianita informa a la angustiada esposa del paradero del marido:
.
“Refirió como había visto al señor don Joaquín Cuesta Gallardo, a quien conocía hacía mucho tiempo, cuando rodeado de hombres con armas, entraron al Cementerio. En esa época había en Guadalajara tres Cementerios: El Municipal, llamado Santa Paula; el conocido como el Sarcófago y el de Los Angeles, a cierta distancia del Agua Azul. Narró haber observado que era introducido por la fuerza el señor don Joaquín, y poco después de haber escuchado muchos disparos cerrados, como cuando se fusila a algún cristiano […] A la mañana siguiente se dirigió al Camposanto, pensando encontrar los restos del fatal trajín de la noche anterior, descubriendo que no se había equivocado; por una rara casualidad encontró un pequeño frasco de cristal, parecido a los que se usan para sales; cuidadosamente lo mostró a Toña […] ella lo reconoció y no le quedó ya la menor duda del trágico final de su esposo Joaquín. […] las balas del fusilamiento no mataron al señor Joaquín Cuesta Gallardo, sino que, volvió en sí, se levantó herido con dificultad y se dirigió a donde estaba el velador, rogándole le abriera la puerta para escaparse. Simulando que accedía, el traidor habló por teléfono al cuartel denunciando el caso; así vinieron de nuevo los soldados y remataron al infeliz Joaquín, que suplicó indulto inútilmente.”
.
En un documento legal de 1918 aparece el nombre de “Señora Antonia Moreno viuda de Cuesta” 8 si Villa entró a Guadalajara en el 14, Joaquín para aquella fecha ya tendría cuatro años de muerto.
.
__________
1 Jaime Tamayo. El Movimiento Agrario y La Revolución Maderista. Jalisco 1910-1913. Centro de Estudios Históricos del Agrarismo en México. México, D. F. 1983, pp. 48-49
2 La Palmita Jal. #Maltaraña. (2015, Octubre 21). Historia de la hacienda Bella Cristina “Maltaraña” [Actualizacion de foto de portada de Facebook]. Recuperado de https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=903939933030236&id=726958187395079
3 Moisés González N. Cristeros y Agraristas en Jalisco (Vol. 1). El Colegio de México, México D.F. 2000, pp. 190-191
4 Idem
5 La Palmita op. cit.
6 Del castillo, Agustín (14 de febrero de 2015). 1915, La Ciudad de Pancho Villa. Milenio. Jalisco. Recuperado de http://www.milenio.com/region/guadalajara-cronica-1915_0_464353654.html
7 Guadalupe Gallardo. El Umbral Ajeno. Demis, Guadalajara 1961, pp. 171-17325 Guadalupe Gallardo. El Umbral Ajeno. Demis, Guadalajara 1961, pp. 171-173
8 Pablo Vargas González. Lealtades de la Sumisión. Caciquismo. El Colegio de Michoacán; Zamora, Mich. 1992, p. 37
.
.
Fotografía: Joaquín Castulo Cuesta Gallardo, de chaqué, quien se casara con Antonia Moreno, para quien construyó Aloha o La Florida de Atequiza. Lo cierto es que el final de su vida lo marcó la entrada de los villistas a Guadalajara.
.
Col. Francisco Rivero Lake, nieto de Aurora Cuesta Gallardo. Foto 27.