Entradas populares

martes, 31 de octubre de 2017

Pelea de gallos en Atequiza, año de 1896

Pelea de gallos en Atequiza, año de 1896



Fotograma de Combat de coqsPelea de Gallos

El Comité Japonés para el Centenario del Cine dice que fue filmada en la ciudad de Guadalajara, más no especifica el lugar como en otros cortos, no hay referencias de que Gabriel Veyre haya grabado propiamente en Guadalajara, entonces este lugar debe tratarse, como piensa Guillermo Vaidovits, de la hacienda de Atequiza.


Duración: 31 seg.

Imagen tomada de: Fotograma de Películas Rodadas por el señor Gabriel Veyre en México (“Pelea de gallos”). Dirección General de Actividades Cinematográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México. C. U., febrero 2002.

Charreria: manganeo a caballo en Atequiza, en el año de 1896.

Charreria: manganeo a caballo en Atequiza, en el año de 1896.




Fotograma de Lassage d’un cheval sauvage

Lazamiento de un caballo salvaje

El Comité Japonés para el Centenario del Cine la ubica en la “Ferme d'Atequiza” es decir “Granja de Atequiza” De igual manera hay una posibilidad de que sea el toril de La Capilla.


Duración: 30 seg.

Imágen tomada de:      Fotograma de Películas Rodadas por el señor Gabriel Veyre en México ( “Lazamiento de un caballo salvaje” ). Dirección General de Actividades Cinematográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México. C. U., febrero 2002.

Jaripeo, Atequiza en 1896.

Jaripeo, Atequiza en 1896.



Fotograma de Cavalier sur un cheval rétif

Jinete sobre un caballo repropio ó rejego (también llamada Un Amansador)
Rodada por Gabriel Veyre, posiblemente antes del 12 de nov. de 1896, en la segunda visita a Atequiza. Cabe también la posibilidad de haber sido rodada en el toril de La Capilla del Refugio que entonces formaba parte de la hacienda de Atequiza y que también tenía estación de ferrocarril.

Duración: 26 seg.
:
Imagen tomada de:  Fotograma de Películas Rodadas por el señor Gabriel Veyre en México (“Un Amansador”). Dirección General de Actividades Cinematográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México. C. U., febrero 2002.

viernes, 2 de junio de 2017

Baño de caballos. Atequiza, 1896.

Baño de caballos. Atequiza, 1896.

fotograma de Bignade de chevaux

Baño de Caballos

Rodada por Gabriel Veyre, posiblemente antes del 12 de nov. de 1896, en la segunda visita.
El Comité Japonés para el Centenario del Cine dice que fue rodada en la “Ferme d'Atequiza” (Granja de Atequiza) (lugar identificado como “Los Caballos” donde también lavaban, se bañaban y usaban de rastro los atequicences hasta hace todavía cuatro décadas)

Duración: 32 seg.


Teatro, molino y canal de Atequiza en 1896

Teatro, molino y canal de Atequiza en 1896

Fotograma de: Lassage des bœufs pour le labour

Lazamiento de bueyes para la labranzaElección de yuntas en una bueyada) filmada por gabriel Veyre en noviembre de 1896. La prensa de la Capital dice que son de Guadalajara (cuadro se ubicado en las actuales López Cotilla y Pedro Moreno, en primer plano por el centro de salud)

Duración: 33 seg.

Actualmente se ha revelado una teoría propuesta por la investigadora Laura Pacheco, donde dice que el ahora teatro de Atequiza, para entonces era un granero anexo al molino



miércoles, 22 de marzo de 2017

Primer registro filmico de un mariachi y un baile mexicano. Atequiza 1896.

En la segunda visita, Gabriel Veyre rodó antes de su estreno, entre 7 y 11 de nov. de 1896:

Aclarando, que las vistas de Atequiza según el catálogo del Comité Japonés para el Centenario del Cine, fueron grabadas en dos posibles fechas: 20 de octubre ó 12 de noviembre. El 12 de noviembre no se pudieron haber rodado, puesto que ese día se estrenaron en Guadalajara; ni tampoco el martes 20 de octubre, ya que Bon Bernard y Veyre no vinieron a la hacienda sino hasta entrado noviembre. Los cortos se filmarían entre el sábado 7 de noviembre y el miércoles 11, antes de la presentación oficial.

3. Danse mexicaine
Danza MexicanaJarabe Tapatío)
Se registra en la prensa de la ciudad de México como grabada en Guadalajara, pero en realidad fue en la hacienda de Atequiza (probablemente detrás del Teatro o en la Huerta junto al Templo)
Duración: 33 seg.


imagen tomada de Fotograma de Películas Rodadas por el señor Gabriel Veyre en México (“Jarabe Tapatío”). Dirección General de Actividades Cinematográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México. C. U., febrero 2002. "Jarabe Tapatío"

Primer registro fílmico de la charreria en Mexico, Atequiza 1896.

En la primera visita el 3 de noviembre de 1896, filmadas por Gabriel Veyre:

1. Lassage d’un bœuf sauvage
Lazamiento de un buey (ó toro) salvaje
Esta película bien pudo anunciarse en las funciones como Un Manganeo, porque, de las que se conocen, es la que más se asemeja a una mangana a caballo, en caso de que existiera otra más específica para estas suertes charras, hasta hoy no se ha visto en México. De cualquier manera todo apunta a que Un Manganeo y Lazamiento de un buey o novillo salvaje son la misma película, por que cuando se anuncia en los carteles Un Manganeo, no se anuncia Lazamiento de un novillo; y cuando se anuncia ésta última en las salas de cine, la primera


__________
12 La información de los cortos fílmicos se basa en cuatro fuentes: Guillermo Vaidovits, Aurelio de los Reyes, Películas Rodadas por el señor Gabriel Veyre en México. DGAC UNAM; y Comité Japonés para el Centenario del Cine  www.informatics.tuad.ac.jp/net-expo/cinema/lumiere/catalogue/fr/f-4.html: Programme IV. Le Tour du Monde de Gabriel Veyre), en sus respectivas obras documentales.


no figura en cartelera según los periódicos de la época.
Lugar: Hacienda de Atequiza (Herradero. Hoy calles Hidalgo y Sor Juana).
Duración: 33 seg.



Imagen toma da de Fotograma op. cit. “Lazamiento de un buey salvaje”












2. Es la mencionada en la carta de Veyre como “un indio montando sobre un toro sin silla”
Lugar: Hacienda de Atequiza

No se conoce en México. El original quizá esté en la Sociedad Lumière, en Lyon, Francia

El Cinematógrafo en Atequiza

El Cinematógrafo en Atequiza

Bon Bernard y Veyre llegaron a Guadalajara a mediados de octubre de 1896 y se hospedan en el Hotel Cosmopolita; Bon Bernard realizó el día 16 del mismo, un tramite para que le dieran licencia de exhibir por un mes, en el Liceo de Varones (hoy Museo Regional frente a la Rotonda) el cinematógrafo Lumière, que sería “destinado a la clase culta, siendo por lo tanto poco vulgarizado y de producto limitado” proponiéndole pagar al H. Ayuntamiento la cuota más baja. 9

Guillermo Vaidovits, describe como fue que estos dos hombres llegaron a Guadalajara, su buena aceptación por parte del público tapatío, alentada por ser franceses y además de que el cinematógrafo resultó mejor que el ya conocido kinetoscopio Edison. También plantea la hipótesis de cómo fue que decidieron trasladarse a la hacienda de Atequiza y filmar allí vistas cinematográficas, y no en otro lugar de Jalisco, incluyendo a la capital del estado:

“En noviembre, el señor  Bon Bernard fue invitado por Manuel Cuesta Gallardo a conocer su hacienda de Atequiza. Este hecho sugiere la posibilidad de que el francés haya venido a esta ciudad altamente recomendado por el general Díaz, muy complacido por las filmaciones de su persona. De ser así, probablemente fue Lorenzo [El Chato] Elízaga, concuño de Porfirio Díaz y entrañable amigo de los Cuesta Gallardo, quien propuso el viaje a Atequiza, que resultó un sitio muy pintoresco y lleno de temas para el incipiente cinematografista. La hacienda era imponente: atravesada por el río Santiago, en sus tierras se alzaban diversos tipos de construcciones, la infaltable iglesia, un moderno molino de trigo, una gran fábrica de alcohol y azúcar, la hermosa finca La Florida, donde vivía la familia Cuesta Gallardo, una pequeña estación de ferrocarril y un curioso teatro, con ventanales emplomados en el vestíbulo y camerinos para los artistas. Para Bon Bernard el ambiente presentaba un aire campirano, y a la vez, modernamente industrial.


__________
8 Aurelio De Los Reyes op. cit. pp. 10-13, 15
9 Guillermo Vaidovits op. cit. p. 22


Bajo la consigna de Louis Lumière de obtener imágenes que reflejaran la vida de los países visitados, Bon Bernard [junto con Veyre] encontró en Atequiza las costumbres, vestimentas y paisajes más representativos de la provincia mexicana ante ojos extranjeros.” 10

            Gabriel Veyre y Claudio Fernando Bon Bernard, visitaron Atequiza en dos ocasiones. En la primera visita Veyre rodó dos vistas, él mismo lo escribe en dos párrafos de una carta enviada su madre, fechada el 6 de noviembre de 1896, en Guadalajara:

[…] El martes fui a la hacienda de Atequiza, a una hora de ferrocarril para tomar vistas para el cinematógrafo. Tomé una caza al lazo por unos jinetes indios, pero el toro que cazaban salió del campo de vista del aparato y no se ve más que muy poco tiempo. Pero como los jinetes son numerosos y curiosos, pienso que la vista tendrá cierto interés.

La segunda vista es un indio montando sobre un toro sin silla. El toro salta y da cornadas a diestra y siniestra para tirar al jinete. Hacia el final de la vista, el toro da un brinco tal que cae con todo y jinete. Esta vista será muy bella y curiosa para los europeos. Creo que regresaré a esta hacienda uno de estos días para tomar más vistas […]11



Es muy necesario hacer una observación que debemos de tener muy presente:

1.      Las películas que tienen en la Filmoteca de la UNAM de Gabriel Veyre en México, son 17.
2.      Gabriel Veyre filmó en México, según su bisnieto, ¡más de 30 películas! Entonces, solo conocemos actualmente la mitad del total de la obra cinematográfica de Veyre en nuestro país.
3.      En la carta anterior, Veyre menciona “una caza al lazo por unos jinetes indios”, vista identificada y conocida con el título de Lassage d’un bœuf sauvage (Lazamiento de un buey  salvaje)
4.      En la misma carta se menciona a “un indio montando sobre un toro sin silla” “Hacia el final de la vista, el toro da un brinco tal que cae con todo y jinete” Esta vista no se conoce en México. Entre las siete filmadas de Atequiza no aparece ninguna con esta característica. Por lo tanto esta imagen sea una de las supuestas que aún se resguardan en La Sociedad Lumière en Lyon, Francia.





__________
10 Ibídem p. 23
11 Aurelio De Los Reyes op. cit. p. 46


            Pasando a otro asunto, calculemos la fecha exacta en que Veyre y Bon Bernard arribaron en la estación de Atequiza:

1.      La carta anterior se fecha el 6 de noviembre de 1896. Veyre dice “el martes fui a la hacienda de Atequiza”; esto nos lleva pensar que la carta fue escrita en los días inmediatamente posteriores a ese “martes”
2.      Siguiendo la regla del calendario, y numerosas publicaciones periódicas de ese año, tenemos que el 6 de noviembre de 1896 era un día viernes, el martes anterior inmediato es el día 3 de noviembre.
3.      En esa misma carta, Veyre prosigue: “Tuvimos un domingo y un lunes de grandes fiestas por el día de todos los santos y el día de muertos …” el 1 y 2 de noviembre de 1896 cayeron en domingo y lunes respectivamente, lo cual afirma esta aseveración.
4.      Puedo asegurar que, estos singulares personajes llegaron a Atequiza por primera vez, el martes 3 de noviembre de 1896, filmaron dos vistas y luego regresarían otra vez a grabar seis más. (infra vid.).

De los Reyes y El Comité Japonés para el Centenario del Cine, escriben que las películas de Atequiza están registradas en la prensa y catálogo Lumière, como filmadas en Guadalajara. Guillermo Vaidovits en El Cine Mudo en Guadalajara asegura, al no reconocer los escenarios en la perla tapatía, que todas las de Jalisco pertenecen a Atequiza. La gente de Atequiza que ha visto las películas reconoce lugares que todavía hace años estaban así, sobre todo en una de ellas que se presenta de fondo el molino y teatro. Recientemente la Profra. Beatriz Adriana Ortiz Plascencia, habitante de La Capilla, en este mismo municipio de Ixtlahuacán reconoció en dos de las vistas el antiguo toril de La Capilla, lo cual me llevó a trasladarme hasta ese lugar y efectivamente tiene mucho parecido al de las vistas y no sería bueno desechar la hipótesis de que Cavalier sur un cheval rétif  y Lassage d’un cheval sauvage se hallan filmado en La Capilla y no en Atequiza, ya que para entonces estas dos poblaciones formaban parte de la misma hacienda.


 Se sabe hasta ahora que, Veyre grabó ocho vistas en la hacienda, las cuales vienen siendo: 12 (la Filmoteca de la UNAM y Casa de la Cultura de Atequiza tienen copias, excepto una, la cual se especifica)

Gabriel Veyre en traje mexicano
imagen tomada de 
 Aurelio De Los Reyes op cit p. 44 “7. Gabriel Veyre en traje mexicano”


Bon Bernard en Atequiza 1896

Fotograma que presuntamente exhibe a Claude Fernand Bon Bernard en la vista cinematografica Danse Mexicaine filmada en Atequiza en 1896. tomado de Fotograma de Películas Rodadas por el señor Gabriel Veyre en México (“Jarabe Tapatío”). Dirección General de Actividades Cinematográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México. C. U., febrero 2002.

PRODUCCIONES LUMIÈRE EN ATEQUIZA DE 1896

PRODUCCIONES LUMIÈRE EN ATEQUIZA DE 1896


Hecho relevante es que en Atequiza se filmaron las primeras imágenes cinematográficas de la historia de Jalisco y las segundas de México, que representaron la provincia de nuestro país a nivel internacional durante los años prerrevolucionarios.

Tomás Alva Edison, prolífico inventor estadounidense [algunos dicen que nació en Zacatecas] creó un aparato proyector de imágenes en movimiento llamado kinetoscopio. Su compañía Edison grabó la primera representación animada de México en la Historia: “Vicente Ore Passo, Champion Lasso Thrower” que en español se conoció como “El célebre charro lazador mexicano” que gustaba mucho en donde se presentaba y era sensación en Guadalajara desde 1895 1.  Aquel charro fue el antecedente inmediato de los cortos de Atequiza, y nótese bien que este personaje fue retratado por el kinetoscopio Edison,  más primitivo que el cinematógrafo Lumière, inventado después.

Auguste y Louis Lumière (Vaidovits menciona también a Antonie) lograron perfeccionar la fotografía e idearon el cinematógrafo, primer aparato que permitió filmar y proyectar imágenes en una pantalla, en 1894. Dos años después, los Lumière enviaron numerosos representantes por todo el mundo para que realizaran exhibiciones y filmaran nuevo material. 2 Los operadores debían reunir los requisitos tales como tener conocimientos de química para revelar las películas, saber fotografía para filmar y ser capaces de enfrentar situaciones imprevisibles. Gabriel Veyre de 25 años, quien había estudiado farmacología y que era habitante de  Septéme, cerca de Lyon, – donde los Lumière idearon el invento – abandonó su trabajo por lanzarse a la aventura, dejando en su solar, madre, tres hermanos y dos hermanas. 3


El Misterio de Claude Fernand Bon Bernard

            El archivo Lumière en Francia, al parecer está cerrado a la consulta, esto ha propiciado que se desconozcan muchos datos precisos acerca de su historia: dicho esto, continuaremos en afirmar que Gabriel Veyre estuvo asociado con Claude Fernand Bon Bernard, sin embargo nadie se ha puesto de acuerdo de como fue que estos personajes contactaron. Hay dos versiones sobre el tema:







__________
1 Guillermo Vaidovits. El Cine Mudo en Guadalajara. Universidad de Guadalajara, Guadalajara 1989, pp. 17, 22
2 Enciclopedia Hispánica, Barsa International Publishers Inc., 1999.
3 Aurelio De Los Reyes et al. Gabriel Veyre, representante de Lumière: Cartas a su madre. Filmoteca UNAM; México DF, agosto de 1996, p. 10


1.      Versión de Aurelio De Los Reyes: No se saben las razones por las que Bon Bernard se encontraba en Francia en ese tiempo, ni como se asoció con Veyre; aunque es probable que se conocieran en Lyon, partiendo juntos de Francia a Nueva York, con destino final a México. Bon Bernard como concesionario para explotar el aparato en México, Venezuela, las Guayanas y las Antillas; y Gabriel Veyre como director técnico del cinematógrafo. Bon Bernard, al parecer provenía de una familia alemana residente en Santa Fe, Argentina. 4

2.      Versión de Philippe Jacquier, bisnieto de Veyre: Guillermo Vaidovits escribe sobre la opinión del  descendiente consanguíneo; según él, “Gabriel Veyre fue la única persona contratada por los hermanos Lumière para venir a México. Al llegar a nuestro país Veyre buscó al ingeniero Fernando Ferrai Pérez, quien le ayudó a establecer relaciones y probablemente lo puso en contacto con Claudio Fernando Bon Bernard, con el cuál se asoció después. Gabriel Veyre era la persona que operaba el cinematógrafo y fue el autor de todas las vistas mexicanas” 5


El Cinematógrafo en México

El 11 de julio de 1896 Gabriel Veyre y Claude Fernand Bon Berbard, embarcaron en el Havre rumbo a Nueva York, de donde se tardaron cinco días para llegar hasta la ciudad de México el día 24. Ellos se hospedaron en el Hotel de la Gran Sociedad en el corazón de la ciudad de México. Veyre era el director técnico y Bon Bernard el concesionario para sacar provecho al aparato en México, Venezuela, las tres Guayanas y todas las Antillas. 6



















__________
4 Ibídem pp. 9-10
5 Guillermo Vaidovits op. cit. p. 115
6 Aurelio De Los Reyes op. cit. pp. 9-10
7 El Comité Japonés para el Centenario del Cine propone a este hombre que aparece en el corto Danse mexicaine, como Bon Bernard.



            Una vez instalados, alguien los recomienda con el fotógrafo Fernando Ferrari Pérez, este hombre a su vez los presentó con el ministro de Guerra, Felipe Berriozábal quien les alquiló por dos meses el entresuelo de la Droguería Plateros, donde exhibirían las películas que traían de Francia, no sin antes ajustar el problema de la luz que resultaba de baja potencia. Dieron la primera función cinematográfica de la historia mexicana el día 6 de agosto de 1896 al señor presidente Porfirio Díaz, su esposa y unos 40 invitados, reunidos en el Castillo de Chapultepec; donde después de cenar siguieron viendo los cuadros hasta la una de la mañana. El 14 de agosto se hicieron funciones para el publico, temiendo poca gente se invitaron 1500, pero hubo tanta que después no sabían donde meterla, tuvieron que proyectar los cuadros fílmicos cada media hora; todos extranjeros aún, con lo títulos de El regador y el muchacho, Jugadores de Cartas, Llegada del tren, Disgusto de niños, Quemadoras de yerba, Juegos de niños, Comitiva imperial en Budapest, Una plaza en Lyon, Bañadores en el mar, Comida del Niño, Montaña rusa, Demolición de una pared, y otras más. Alargaron la temporada debido al éxito rotundo provocando gran admiración por toda persona que observaba la novedad. A la par de que mostraban lo ya filmado, también comenzaron a grabar escenas en México, principalmente de Porfirio Díaz, de  Chapultepec y otros lugares de la capital.  8






 Gabriel Veyre, enviado a México por la compañía Lumiere.
imagen tomada de       Aurelio De Los Reyes et al. Gabriel Veyre, representante de Lumière: Cartas a su madre. Filmoteca UNAM; México DF, agosto de 1996, portada.

VICTORIA CONSERVADORA EN LAS INMEDIACIONES DE LA HACIENDA

VICTORIA CONSERVADORA EN LAS INMEDIACIONES DE LA HACIENDA


            Después de la constitución de 1857, en la guerra de Reforma (1858-1860), el Presidente de México, Lic. Benito Pablo Juárez García, viajaba constantemente por toda la república debido a la inestabilidad política. El 14 de marzo de 1858 estuvo a punto de ser asesinado en Palacio de Gobierno en Guadalajara, acompañado de Ocampo, Ruiz y Guzmán, y Guillermo Prieto, es éste último quien le salva la vida con su legendaria frase: ¡Levanten esas armas! Los valientes no asesinan. Y así de esta manera prolonga la residencia del Ejecutivo en Guadalajara hasta el 19 de marzo de 1858. 1

            Entre tanto las pugnas entre los defensores del conservadurismo y los de Juárez, la hacienda de Atequiza y el pueblo de Atotonilquillo fueron testigos de una importante confrontación entre precisamente un grupo de liberales (federalistas) comandados por el ex gobernador de Jalisco, General Santos Degollado (apodado “El general derrotas”); y centralistas, dirigidos por el que hasta la fecha ha sido el presidente más joven que a visto México (a los 27 años en 1859): General Miguel Miramón. Quedó en la memoria esta batalla como un “episodio de la guerra de Reforma, desarrollado el 14 de diciembre de 1858, en las inmediaciones de Atequiza, Jal.” 2. “La retirada de Degollado hizo que se atribuyera el triunfo a Miramón”, que obtiene en los días sucesivos Guadalajara y Colima para los conservadores. 3 En ese día fungía como dueño de la hacienda de Atequiza, don Cástulo Gallardo.





__________
1 Placa evocativa. Palacio de Gobierno, Guadalajara, Jal.
2 Juan Palomar de Miguel, Diccionario de México, Tomo 1, Editorial Panorama, México, p. 196

3 Cándido Galvan, José María Murià, Angélica Peregrina. Jalisco, Una Historia Compartida. Instituto de Investigación Dr. José María Luis Mora, Guadalajara 1987, p. 452



Imagenes tomadas de  

Enciclopedia Hispánica, Barsa International Publishers Inc., España 1995. “El general y político Miguel Miramón fue vehemente partidario del gobierno del emperador Maximiliano de Habsburgo en México”

Retrato en Sala Histórica de los Gobernadores, Palacio de Gobierno, Guadalajara 2001. “Santos Degollado. 31 agosto 1855 – 30 mayo 1856”


Porfirio Díaz Ca. 1880. Retratado por el atequicense Octviano de la Mora

Porfirio Díaz Ca. 1880. Retratado por el atequicense Octviano de la Mora

Una de las múltiples fotos realizadas por Octaviano de la Mora, de la figura de Porfirio Díaz. Cabe señalar que Octaviano ya era tenía prestigio mucho antes de que don Porfirio subiera a la silla. Esta foto ilustra la portada de a La Ambición de Krauze y Zerón-Medina, editada por Clío en 1993.


NACE EN ATEQUIZA, OCTAVIANO DE LA MORA, UN FOTÓGRAFO RETRATISTA MEXICANO, DESTACADO EN EL SIGLO XIX

NACE EN ATEQUIZA, OCTAVIANO DE LA MORA, UN FOTÓGRAFO RETRATISTA MEXICANO, DESTACADO EN EL SIGLO XIX 1

Basado en fuentes del Maestro Ruben Rodríguez García (quien esta por publicar el libro sobre la vida y obra de este atequicense que trascendió las fronteras de México)

Su nombre completo era Octaviano de San Juan De la Mora Riesch, nació un 24 de junio del año de 1841 en la entonces Hacienda de Atequiza. Fue hijo de José Regino De la Mora González y María Soledad Riesch Mayén. Los tíos de Octaviano, eran nada menos que los dueños de la hacienda Don Cástulo Gallardo y Doña Francisca Riesch, gracias a ello fue posible que Octaviano se convirtiera en una persona con estudios y llegara a ser fotógrafo, privilegio de muy pocos, para entonces. Todavía se hay quien piensa que Octaviano en realidad era originario de Guadalajara, pero su fe de bautizo en la Parroquia de Poncitlán aclara la teoría errónea de los estudiosos de la fotografía.

            Octaviano, se interesó desde muy joven por el dibujo y la escultura, pero al querer ser novedoso y no por ello menos estético consagró su vida a la fotografía. Abrió su primer estudio en el portal Agustinos y luego se traslado al Matamoros (hoy portal de calle Colón, entre Morelos y Pedro Moreno) en la década de 1860, el cual se convertiría en el más famoso de Guadalajara. Incluyendo este luz natural y un pasillo lleno de retratos, recepción, sala de espera y un laboratorio de revelado.

            En 1878, aún las relaciones México-Francia estaban deterioradas, pero Octaviano y otros aventureros, participaron de manera informal en la Exposición Universal de París, allí Octaviano obtuvo gran cantidad de premios por sus retratos. Su lema era “Verdad y Belleza”

            Por su lente desfilaron familias prestigiosas tapatías como los Híjar y Haro Gortázar, Cañedo, Rincón Gallardo; y hombres de buena reputación como el Ing. Mariano Bárcena, Panfilo Carranza; ricos como Simón del Llano; clérigos y monjas como el Arzobispo Pedro Loza, Fray Ramón María de San José o Sor Ignacia Oses; algún criminal también como Primitivo Ron; figuras de Letras como Esther Tapia Castellanos, o de las artes, como Ángela Peralta, el “ruiseñor mexicano”, o Adelina Patti, o de la política como Ignacio Luis Vallarta, el gobernador Francisco Tolentino, el general Ramón Corona o el mismo Presidente Porfirio Díaz a quien retrató en varias ocasiones. Y por supuesto los Cuesta Gallardo, que eran sus sobrinos. De sus retratos exteriores (que por cierto hasta hoy permanecen como anónimos, pero el maestro Rodríguez García tiene con que comprobar su autenticidad) se conocen de la Catedral, Hospicio, Santuario, Iglesia de San José, San Francisco, Hospital de Belén, Penitenciaria de Escobedo, la del Liceo de Varones [… y aquí cabe hacernos la pregunta ¿y Atequiza? tal vez.]

En 1882 Ventura Reyes y Zavala ya había escrito de él que era un “fotógrafo excelente, los retratos que hace pueden lucir en cualquier parte del mundo (…) el establecimiento del señor de la Mora es el mejor de Guadalajara, está montado con lujo; el gusto más exigente puede estar seguro de quedar complacido, y los mismos Daguerre y Niepce tratarían con cariño a Octaviano”

__________
1 La información de Octaviano se sacó de varias fuentes, desde su fe de bautizo hasta documentos varios; ellos han sido acumulados por el Maestro en Historia Rubén Rodríguez García en“Seminario de Cultura Mexicana en Guadalajara” 30 de Julio de 2001.
            Fue miembro de la Sociedad Las Clases Productoras, La Junta Directiva y Vicepresidente de la sección Socorros Mutuos. Compañía Mutua de Seguros sobre la Vida, Banqueros y Comerciantes de los Estados Unidos, San Francisco California, funcionario de 1888-1889 de Policía y Ornato de Guadalajara, al lado, entre otros, de Antonio Alvarez del Castillo, Ignacio Arzapalo y Ricardo Lancaster.

            En 1890, cuenta un periódico de la época, el señor Octaviano de la Mora cayó a un pozo en el camino de la villa de San Pedro Tlaquepaque, sus gritos de auxilio hicieron pedir ayuda a unos jóvenes que creyeron escuchar a mismo diablo y comenzaron a apedrear al dislocado cuerpo del fotógrafo. Finalmente lo rescataron recompensando a los muchachos con diez pesos. Esta noticia llegó a ser la comidilla de la sociedad tapatía. En ese mismo año abandona don Octaviano la ciudad de Guadalajara y emigra a México, invitado por Mariano Nieto, reconocido pintor y fotógrafo que le ofreció acondicionar un estudio en la calle de San Francisco No 2 con todo y sus cámaras, consideradas las mejores de la república.

            Casó y enviudó a los 30 años para volver a casarse con María Luisa Zelayeta Clavé a quien conoció al retratarla. Tuvieron 10 hijos de los que sobrevivieron seis: Octavio, Egberto, Luisa, Celia, Laura y Lucía. 3

            Se sabe que don Octaviano de la Mora tenia ¡miles! de placas en vidrio de su trabajo fotográfico de toda su vida. Indudablemente este tesoro se ha perdido y únicamente quedan las imágenes en positivo que han conservado las familias y algunos acervos de gobierno en diferentes puntos de la república. Guadalupe Gallardo lo define en su libro “El Umbral Ajeno” en 1961, como un hombre alto y de buen porte, elegante y extremadamente cortés y expresivo.  Se sabe que tuvo hijos, más no el nombre de su esposa, y también se sabe que don Octaviano de la Mora tenía ¡miles! de placas en vidrio de su trabajo fotográfico de toda su vida. Indudablemente este tesoro se ha perdido y únicamente quedan las imágenes en positivo que han conservado las familias y algunos acervos de gobierno en diferentes puntos de la república. Murió Octaviano el 15 de mayo de 1921 en la Ciudad de México 4
__________
2 Una de las múltiples fotos realizadas por Octaviano de la Mora, de la figura de Porfirio Díaz. Cabe señalar que Octaviano ya tenía prestigio mucho antes de que don Porfirio subiera a la silla. Esta foto ilustra la portada de a La Ambición de Krauze y Zerón-Medina, editada por Clío en 1993.
3. Octaviano de la Mora. Luz de Nitrato. Arte Foto. Gobierno Del Estado De Jalisco, Secretaria De Cultura. Instituto Cultural Cabañas, El Colegio De Jalisco. Zapopan, 2008. p. 8

4 Ibíd. p. 11


Foto y firma del fotografo atequicense Octaviano de La Mora
Fot. Cortesía del Mtro Rubén Rodríguez García

EL CURA JOSÉ MIGUEL GREGORIO IGNACIO HIDALGO Y COSTILLA GALLAGA, EN LA HACIENDA DE ATEQUIZA

EL CURA JOSÉ MIGUEL GREGORIO IGNACIO HIDALGO Y COSTILLA GALLAGA, EN LA HACIENDA DE ATEQUIZA 1

Como es bien sabido por todos, el 16 de septiembre de 1810 comenzó el levantamiento armado en la Parroquia de Dolores, Guanajuato encabezado por el Cura Hidalgo, pero la ciudad de “Guadalajara supo de la insurrección de Dolores, el 25 de septiembre” 2 En la Nueva Galicia y muy especialmente en su capital, sucedieron hechos que reprimían posibles simpatías con el naciente movimiento insurgente. “El 16 de octubre de 1810 mandó Roque Abarca [intendente de Guadalajara] reproducir y distribuir un bando del virrey Venegas. Ofrecía el edicto de tributos a los indios, negros y castas que se alistaran en defensa de los derechos del Rey […] Juan Cruz Ruiz de Cabañas […] el 24 de octubre de 1810 […] amenazó con excomunión a quienes de alguna manera auxiliaran a los insurgentes o recibieran propaganda revolucionaria y ratificó la misma pena a Hidalgo y sus seguidores” 3 “La llama de independencia prendió en Jalostotitlán, Arandas, Atotonilco y La Barca con pequeños grupos de sublevados, mientras que José Antonio El Amo Torres recorrió Sahuayo, Tizapán, Atoyac y Zacoalco, para después entrar victorioso a la capital de la Nueva Galicia, sin que nadie intentara impedirlo el 11 de noviembre de 1810” 4

Allende e Hidalgo habían ocupado Atotonilco, San Miguel el Grande, Celaya, la cd. de Guanajuato y Valladolid (hoy Morelia) además de salir victoriosos en El Monte de las Cruces. “El 17 [de octubre] marchó al frente de 7 mil jinetes con destino a la antigua capital de la Nueva Galicia. En su viaje tocó Izícuaro, Coro, Tecacho, Las Piedras, Zipimeo, Tlazazalca, Zamora – a la que dio título de ciudad -, Ixtlán de los Hervores, La Barca, Zapotlán del Rey, Ocotlán, Poncitlán, Atequiza5 y antes descansa, como lo dice la tradición, enfrente de la iglesia de Atotonilquillo. El 24 de noviembre de 1810, el cura Hidalgo duerme en la casa grande de la hacienda (por eso la calle sobre la que está su entrada principal se llama “24 de Noviembre”). A común acuerdo, en el museo de la casa de Don Miguel, en Dolores Hidalgo, Gto., Atequiza aparece como punto escala antes de llegar a Guadalajara. Empero, las águilas con un lienzo de libertad en el pico, labradas en cantera, que se encuentran en cada población que visitó el llamado Padre de la Patria, han sido excluidas de Atequiza.

            Estos sucesos nos lleva a formular que el entonces dueño de la Hacienda de Atequiza, Don Ignacio Basauri, gente de comercio y miembro de una estirpe de control económico–político  en Guadalajara, quizá no le hiciera muy feliz la “guerrilla”, pero en vista de que el pueblo se unía a la causa, no tuvo más remedio que abrirle las puertas de su hacienda al cura de Dolores y a todo el ejercito que venía consigo.




__________
1 Fue bautizado con estos nombres en la capilla de Cuitzeo de los Naranjos, el día 16 de mayo de 1875, o sea, a los ocho días de que naciera en el rancho de San Vicente, perteneciente a la hacienda de San Diego Corralejo, jurisdicción de Pénjamo.
2 Cándido Galvan, José María Murià, Angélica Peregrina. Jalisco, Una Historia Compartida. Instituto de Investigación Dr. José María Luis Mora, Guadalajara 1987, p. 23
3 Ibídem, p. 24
4 Enrique Mata V.; Felipe y Carlos Quintero M. Historia y Geografía de Jalisco. Ediciones Castillo, Monterrey 1996., p. 28
5 José Rogelio Alvarez et al. Enciclopedia de México, Tomo 7. Edición Especial Encyclopedia Británica de México, México octubre 1993, p. 3930
Un acaecimiento tan importante para el pueblo, fue finalmente rescatado del olvido con un pequeño busto de Hidalgo sobre una repisa de cantera y la placa en la fachada del lugar que atestigua:


En esta casa pernoctó el Sr. Cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, el día 24 de noviembre de 1810, en su gira por los estados de occidente. Atequiza noviembre de 1960. Año de la Patria.”


            La escultura de Hidalgo, se volvió “ojo de hormiga” durante cinco años en el acervo de algún coleccionista particular, apareciendo nuevamente en noviembre de 1990. Parece que el ciclo se repite: hoy día en Agosto de 2005 ha vuelto a desaparecer.

            Ahora nos surge la pregunta ¿Por qué Hidalgo y su ejercito de siete mil, llegan a Atequiza y no a otra población? La respuesta puede estar en testimonios posteriores:

1.      Para empezar Atequiza siempre fue fértil en demasía y eran famosas las trojes de granos que guardaba.
2.      El ejercito necesita de abasto, independientemente de que el dueño don Nacho Basauri, estuviera o no de acuerdo con la causa, estos libertadores llegaron a la hacienda motivados por el hambre, primeramente que por otra causa o estrategia.

            “El 25 de noviembre acudieron a la vecina Tlaquepaque las diversas corporaciones civiles y eclesiásticas de la ciudad, los representantes de la Universidad y los escolares para recibirlo y escoltarlo [a Hidalgo] durante su entrada. Hacia allá se encaminaron también Torres, Navarro, Portugal, Huidrobo y Godínez […] todos pernoctaron en San Pedro y al día siguiente por la mañana – 26 de noviembre de 1810 - se produjo la apoteosis tapatía en honor al derrotado de Aculco. Las principales calles esperaban adornadas y repletas de gente dispuesta para aclamar al generalísimo7 Hidalgo, decreta el 6 de diciembre la devolución de tierras a los pueblos indígenas y la abolición de la esclavitud, convirtiendo a Guadalajara en la primera ciudad de toda América  en hacerlo (antes que las trece colonias neo inglesas). La Casa de los Perros o Museo del Periodismo y las Artes Gráficas (en la actual ciudad) se vuelve sede del las publicaciones del Despertador Americano, periódico que difundió las ideas independentistas.

            Durante 1812, los alzados del sur sostuvieron larga serie de escaramuzas contra los realistas: Tamazula, Mazamitla, Zapoltitic, Atoyac… a fines de este año se levantaron en armas pueblos indígenas asentados en la ribera de Chapala: Ocotlán, Jocotepec, etc. en Mezcala fue la persecución del realista Iñiguez a Encarnación Rosas que resistió hasta 1816. 8



__________
7 José María Murià et al. Historia de Jalisco. Tomo II. Unidad Editorial Guadalajara, Guadalajara 1980, p. 351

8 Cándido Galvan, op. cit. pp. 38-39


Busto del cura Hidalgo en La Plaza de Atequiza. Foto Nestor Adrian Padilla Arias, 2002.