Entradas populares

miércoles, 22 de marzo de 2017

EL CURA JOSÉ MIGUEL GREGORIO IGNACIO HIDALGO Y COSTILLA GALLAGA, EN LA HACIENDA DE ATEQUIZA

EL CURA JOSÉ MIGUEL GREGORIO IGNACIO HIDALGO Y COSTILLA GALLAGA, EN LA HACIENDA DE ATEQUIZA 1

Como es bien sabido por todos, el 16 de septiembre de 1810 comenzó el levantamiento armado en la Parroquia de Dolores, Guanajuato encabezado por el Cura Hidalgo, pero la ciudad de “Guadalajara supo de la insurrección de Dolores, el 25 de septiembre” 2 En la Nueva Galicia y muy especialmente en su capital, sucedieron hechos que reprimían posibles simpatías con el naciente movimiento insurgente. “El 16 de octubre de 1810 mandó Roque Abarca [intendente de Guadalajara] reproducir y distribuir un bando del virrey Venegas. Ofrecía el edicto de tributos a los indios, negros y castas que se alistaran en defensa de los derechos del Rey […] Juan Cruz Ruiz de Cabañas […] el 24 de octubre de 1810 […] amenazó con excomunión a quienes de alguna manera auxiliaran a los insurgentes o recibieran propaganda revolucionaria y ratificó la misma pena a Hidalgo y sus seguidores” 3 “La llama de independencia prendió en Jalostotitlán, Arandas, Atotonilco y La Barca con pequeños grupos de sublevados, mientras que José Antonio El Amo Torres recorrió Sahuayo, Tizapán, Atoyac y Zacoalco, para después entrar victorioso a la capital de la Nueva Galicia, sin que nadie intentara impedirlo el 11 de noviembre de 1810” 4

Allende e Hidalgo habían ocupado Atotonilco, San Miguel el Grande, Celaya, la cd. de Guanajuato y Valladolid (hoy Morelia) además de salir victoriosos en El Monte de las Cruces. “El 17 [de octubre] marchó al frente de 7 mil jinetes con destino a la antigua capital de la Nueva Galicia. En su viaje tocó Izícuaro, Coro, Tecacho, Las Piedras, Zipimeo, Tlazazalca, Zamora – a la que dio título de ciudad -, Ixtlán de los Hervores, La Barca, Zapotlán del Rey, Ocotlán, Poncitlán, Atequiza5 y antes descansa, como lo dice la tradición, enfrente de la iglesia de Atotonilquillo. El 24 de noviembre de 1810, el cura Hidalgo duerme en la casa grande de la hacienda (por eso la calle sobre la que está su entrada principal se llama “24 de Noviembre”). A común acuerdo, en el museo de la casa de Don Miguel, en Dolores Hidalgo, Gto., Atequiza aparece como punto escala antes de llegar a Guadalajara. Empero, las águilas con un lienzo de libertad en el pico, labradas en cantera, que se encuentran en cada población que visitó el llamado Padre de la Patria, han sido excluidas de Atequiza.

            Estos sucesos nos lleva a formular que el entonces dueño de la Hacienda de Atequiza, Don Ignacio Basauri, gente de comercio y miembro de una estirpe de control económico–político  en Guadalajara, quizá no le hiciera muy feliz la “guerrilla”, pero en vista de que el pueblo se unía a la causa, no tuvo más remedio que abrirle las puertas de su hacienda al cura de Dolores y a todo el ejercito que venía consigo.




__________
1 Fue bautizado con estos nombres en la capilla de Cuitzeo de los Naranjos, el día 16 de mayo de 1875, o sea, a los ocho días de que naciera en el rancho de San Vicente, perteneciente a la hacienda de San Diego Corralejo, jurisdicción de Pénjamo.
2 Cándido Galvan, José María Murià, Angélica Peregrina. Jalisco, Una Historia Compartida. Instituto de Investigación Dr. José María Luis Mora, Guadalajara 1987, p. 23
3 Ibídem, p. 24
4 Enrique Mata V.; Felipe y Carlos Quintero M. Historia y Geografía de Jalisco. Ediciones Castillo, Monterrey 1996., p. 28
5 José Rogelio Alvarez et al. Enciclopedia de México, Tomo 7. Edición Especial Encyclopedia Británica de México, México octubre 1993, p. 3930
Un acaecimiento tan importante para el pueblo, fue finalmente rescatado del olvido con un pequeño busto de Hidalgo sobre una repisa de cantera y la placa en la fachada del lugar que atestigua:


En esta casa pernoctó el Sr. Cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, el día 24 de noviembre de 1810, en su gira por los estados de occidente. Atequiza noviembre de 1960. Año de la Patria.”


            La escultura de Hidalgo, se volvió “ojo de hormiga” durante cinco años en el acervo de algún coleccionista particular, apareciendo nuevamente en noviembre de 1990. Parece que el ciclo se repite: hoy día en Agosto de 2005 ha vuelto a desaparecer.

            Ahora nos surge la pregunta ¿Por qué Hidalgo y su ejercito de siete mil, llegan a Atequiza y no a otra población? La respuesta puede estar en testimonios posteriores:

1.      Para empezar Atequiza siempre fue fértil en demasía y eran famosas las trojes de granos que guardaba.
2.      El ejercito necesita de abasto, independientemente de que el dueño don Nacho Basauri, estuviera o no de acuerdo con la causa, estos libertadores llegaron a la hacienda motivados por el hambre, primeramente que por otra causa o estrategia.

            “El 25 de noviembre acudieron a la vecina Tlaquepaque las diversas corporaciones civiles y eclesiásticas de la ciudad, los representantes de la Universidad y los escolares para recibirlo y escoltarlo [a Hidalgo] durante su entrada. Hacia allá se encaminaron también Torres, Navarro, Portugal, Huidrobo y Godínez […] todos pernoctaron en San Pedro y al día siguiente por la mañana – 26 de noviembre de 1810 - se produjo la apoteosis tapatía en honor al derrotado de Aculco. Las principales calles esperaban adornadas y repletas de gente dispuesta para aclamar al generalísimo7 Hidalgo, decreta el 6 de diciembre la devolución de tierras a los pueblos indígenas y la abolición de la esclavitud, convirtiendo a Guadalajara en la primera ciudad de toda América  en hacerlo (antes que las trece colonias neo inglesas). La Casa de los Perros o Museo del Periodismo y las Artes Gráficas (en la actual ciudad) se vuelve sede del las publicaciones del Despertador Americano, periódico que difundió las ideas independentistas.

            Durante 1812, los alzados del sur sostuvieron larga serie de escaramuzas contra los realistas: Tamazula, Mazamitla, Zapoltitic, Atoyac… a fines de este año se levantaron en armas pueblos indígenas asentados en la ribera de Chapala: Ocotlán, Jocotepec, etc. en Mezcala fue la persecución del realista Iñiguez a Encarnación Rosas que resistió hasta 1816. 8



__________
7 José María Murià et al. Historia de Jalisco. Tomo II. Unidad Editorial Guadalajara, Guadalajara 1980, p. 351

8 Cándido Galvan, op. cit. pp. 38-39


Busto del cura Hidalgo en La Plaza de Atequiza. Foto Nestor Adrian Padilla Arias, 2002.